Los inicios y Boca Juniors

LAS PRIMERAS PATADAS

Empecé a dar mis primeras patadas cuando tenía más o menos siete años: en los campitos de mi pequeño pueblo dí  mis primeros pasos  al lado de mi papá que era y es un apasionado del fútbol.
Tengo un recuerdo muy lindo de aquellos años despreocupados, caracterizados por la libertad y por la pasión por el fútbol: pasaba horas y horas jugando …
A los 14 años mi papá me llevó a hacer una prueba en el Newell’s Old Boys de Rosario, el mejor equipo juvenil argentino.
Me contrataron y para mi fue una gran satisfacción pero, después de dos años, me descartaron, en definitiva, no me querían más.
La que me pareció una derrota se convertió en una victoria: me quedé sin equipo y decidí hacer una prueba con el Boca Juniors, mi equipo del corazón. Me eligieron y así empezó mi aventura que, como la de todos los jugadores, está llena de sacrificios, fatiga, empeño, sudor, fuerza de voluntad, dedicación, pero con la gran ilusión de jugar en primera.

Boca JuniorsCON LA CAMISETA DEL BOCA

El día más lindo de mi carrera sigue siendo sin duda el 10 de Octubre de 1999, el día del debut en el Boca Juniors de los “mayores”. Tenía sólo 18 años, pero durante el minuto de silencio antes del partido me vinieron todos los recuerdos de los momentos y las luchas que tuve que hacer para llegar hasta acá. Estaba muy emocionado pero, de todas maneras, jugué un buen partido y acabamos ganando dos a cero.

Con el Boca conquisté dos campeonatos (2000 y 2003), tres Copas Libertadores de América (2000, 2001, 2003) y dos Intercontinentales (2000 y 2003). Jugar en el equipo argentino titulado, el màs fuerte y amado, fue  verdaderamente emocionante, también porque es el equipo del que soy hincha. Fue uno de los momentos más prolíficos: ¡fuimos un equipo que hizo historia!