La Llegada a Italia

LA LLEGADA A ITALIA: INTER Y ROMA

Nicolás Burdisso2004 es el año de mi llegada a Italia, en uno de los Clubes más prestigiosos: ¡el Inter del Míster Mancini y del presidente Moratti!. Tuve el honor de llevar la mítica camiseta número 3, la de Giacinto Facchetti. Con los negroazules gané muchísimo: cuatro Scudetti, dos Copas Italia y cuatro Supercopas Italianas. Mudarme a Italia no fue traumático, todo lo contrario. Era algo que esperaba, incluso por mis orígines italianos. El ambiente en el Inter era tranquilo y positivo: compartí el vestuario con campeones estratosféricos, personas que en realidad son humildes y simples. En aquel período el Inter era realmente un equipo invencible, gracias también a un míster muy preparado como Mourinho, pero me di cuenta que para mi había llegado el momento de cambiar y de vivir nuevas experiencias.

En el 2009 fui a la Roma, donde me pusieron inmediatamente de titular y donde tuve entrenadores como Spalletti, Ranieri, Montella, Luis Enrique, Zeman y Garcia. Con la Roma fue “amor a primera vista”. Los años de “amarillorojo” fueron en los que me expresé mejor, me sentía el líder de la defensa. La relación con los hinchas romanistas fue fantástica, también porque para nosotros los argentinos es fácil jugar en la Roma: la capital es una ciudad maravillosa y los romanos me recuerdan muchísimo a los porteños.  Tuve la posibilidad de jugar con otros equipos, como por ejemplo con la Juve, pero decidí quedarme en la Roma porque jugar con su rival histórico hubiera significado traicionarlos.